Con la tecnología de Blogger.

Las 10 Dimensiones

A veces es complicado visualizar las diferentes dimensiones en las que nos encontramos. Sabemos que existimos en 4 dimensiones (3 dimensiones espaciales) y una cuarta dimensión para el tiempo. Pero, ¿Cuál es el significado de estas dimensiones? ¿Realmente las comprendemos? Es importante entender las cuatro dimensiones básicas para lograr visualizar las otras 6 dimensiones que le siguen según la teoría de cuerdas. Así que empezaré por lo más sencillo.


¡Un punto! Un punto no tiene ni tamaño ni dimensión, es simplemente un punto. Supongamos que hay un segundo punto en algún otro lugar, la línea que pasa por estos puntos es la representación de la primera dimensión. En otras palabras, la primera dimensión es sólo una línea, es longitud.

Bien, ahora pasemos a la segunda dimensión. Observe cuidadosamente la siguiente imagen y piense cuántas dimensiones tiene:



Si su respuesta fue 2 dimensiones está en lo correcto. Este dibujo tiene longitud y anchura pero no tiene profundidad.

También lo podemos ver de la siguiente forma:


 Un cuadrado sólo tiene longitud y anchura, por lo tanto, es un objeto 2D, mientras que un cubo tiene longitud, anchura, y profundidad, en consecuencia es un objeto en 3 dimensiones.

Afirmar que nosotros vivimos o existimos en tres dimensiones sería falso. Todo lo que existe existe en 4 dimensiones. La cuarta dimensión es la del tiempo. ¿Se imaginan que no hubiese tiempo? Ciertamente es algo muy difícil de asimilar, ya que no es tan sencillo como pensar en qué pasaría si nosotros tuviésemos la habilidad de detener el tiempo. Por ejemplo, si lo imagináramos de esta forma para que fuese meramente correcto nosotros (quienes tenemos la habilidad de detener el tiempo) también nos veríamos afectados y nos detendríamos como todo lo demás. 

Sin embargo, ¿Qué es exactamente el tiempo? Nosotros somos seres tridimensionales, sólo podemos vivir en un punto específico a la vez. Es decir, únicamente el presente absoluto de nuestro ser puede existir. El tiempo es la línea que conecta todos los presentes de tal forma que tenemos un pasado y un futuro.


 De acuerdo con la cuarta dimensión, nosotros podemos existir en cualquier punto en el tiempo; es decir, nuestro pasado, presente, y futuro pueden existir simultáneamente. En conclusión, la cuarta dimensión es una línea de tiempo.

La quinta dimensión es un espacio de probabilidades. Esta contiene todas las líneas de tiempo posibles, las cuales dependen de las decisiones que cada persona tome. Por ejemplo, digamos que usted nació en la ciudad, fue a la escuela, estudió en la universidad, contrajo matrimonio, tuvo hijos, y luego murió. Esta es sólo una línea de tiempo. En otra línea de tiempo usted nació en la ciudad, fue a la escuela, estudió en la universidad; sin embargo, antes de contraer matrimonio usted muere en un trágico accidente. Esta vendría a ser una línea de tiempo completamente diferente. De la misma forma, pueden existir infinitas líneas de tiempo con todos los resultados posibles. Esto es lo que conocemos como la quinta dimensión.



Aquí es donde el tema se vuelve más complejo. La sexta dimensión nos dice que es posible conectar un timeline A con un timeline B. Suponiendo que la siguiente imagen representa la quinta dimensión, similar a una hoja de papel, sería posible conectar los timelines doblando la quinta dimensión de esta forma:



 Así ambos bordes se encuentran, el punto inicial se conecta con el punto final. En conclusión, mediante la sexta dimensión somos capaces de saltar de un timeline a otro.

Supongamos que podemos tratar las seis dimensiones anteriores como un punto; es decir, todos los timelines posibles a partir de nuestro big bang. Por supuesto que este número sería infinito. Por lo tanto, tratar este número infinito como un punto es lo que llamamos la séptima dimensión. 


 Imaginemos que como en la segunda dimensión podemos conectar el punto con otro punto mediante una línea. Se estarán preguntando, con qué otra cosa se puede conectar un punto infinito que contiene todos los resultados posibles. Bueno, el otro punto vendría a ser un infinito completamente diferente. Aquel infinito iniciaría con un big bang con condiciones iniciales distintas, o quizás un tipo de big bang completamente distinto al nuestro, entonces aquel universo tendría leyes de la física diferentes. De esta forma podemos conectar múltiples puntos con diferentes condiciones iniciales, múltiples infinitos. Esto es lo que conocemos como la octava dimensión.


Similar a la sexta dimensión, la novena dimensión es la que nos permite saltar o transportarnos de una dimensión a otra. Esto se debe a que gracias a la novena dimensión podemos doblar la octava dimensión.


La décima dimensión sería volver a visualizar todo como un simple punto. Sin embargo, esta vez no podemos conectar el punto con otro punto, porque ya hemos incluido todos los infinitos posibles, todos los universos paralelos con diferentes condiciones iniciales. Por lo tanto, la décima dimensión equivale a compactar en un punto absoluto todas las dimensiones anteriores.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 comentarios:

Coolguy 342003 dijo...

Ouch, mi cerebro...

Publicar un comentario